jueves, 25 de julio de 2019

Duchamp y Koons, lo ordinario y lo subjetivo en el debate del arte.



Por Líbana Nacif Heredia

Si se trata del mundo del arte, diría que siempre hay demasiado que aprender. Fui al Museo Jumex de la Ciudad de México, porque hace años escuché hablar de Marcel Duchamp, el sujeto que envió un urinario a una exposición de arte y causó gran controversia, de esas controversias que con el tiempo se vuelven corrientes de pensamiento y fuentes de inspiración para nuevas ideas.

Al paso de los años el famoso urinario fue concebido por los expertos como la obra de arte más influyente del siglo XX, entre otras cosas debido a lo provocadora que resulta la pieza, al ser un objeto de fabricación industrial, también por el simbolismo que le otorga el ser un elemento sacado del su contexto original -un baño público- para exhibirlo en una sala de museo.
Ideas como esta, basadas en la resignificación de piezas de la vida cotidiana, son la fuente de inspiración de lo que hoy conocemos como arte moderno. En el caso particular de Duchamp diría que su propuesta me parece visualmente simple, pero es en esa simplicidad donde estriba su propia riqueza, pues al observarla al interior de un recinto artístico provoca en mi mente un bombardeo de preguntas, una serie de respuestas posibles, un conjunto de ideas que intentan explicar el origen y motivo de la presencia en el interior de un recinto artístico de semejante objeto tan simple y corriente.

Junto a la obra de Duchamp se exhiben las piezas de Jeff Koons, el norteamericano considerado como como el artista vivo mas cotizado de la historia. Objetos metálicos con forma de globos inflados, posters en los que aparece como protagonista ya sea de una alegoría del consumismo o de un acto sexual, así como esculturas eróticas son parte de la propuesta de Koons que se puede apreciar en la exposición Apariencia Desnuda; el deseo y el objeto.

La experiencia más rica fue la que viví varias semanas después de mi visita al museo, al indagar en internet algunas críticas hacia esta exposición para poder realizar un video para el blog de youtube. Veo con asombro cómo se genera un encarnado debate respecto del arte contemporáneo, la estética, el talento y la propuesta de ambos personajes.


Se habla de que en su trabajo ni siquiera existe aportación alguna, pues con el llamado "ready made" se elimina la autoría intelectual además de que pone en conflicto el parámetro de valores sobre el que se cimienta la concepción estética.

Pese a las críticas, es innegable que en la actualidad el arte de lo absurdo, de la simplicidad que le apuesta a la subjetividad del individuo en quien deposita toda la carga de valores para la apreciación de un objeto o manifestación de lo que tradicionalmente conocemos como "lo artístico", es una gran apuesta para la industria del arte contemporáneo, como lo es para la millonaria industria de la cultura pop, la mercadotecnia, la publicidad. Diría que Jeff Koons más que un artista es como un Lobo de Wall Street...


El mes de mayo de 2019, el norteamericano se convirtió en el "artista" vivo más cotizado del mundo al vender en 91.1 millones de dólares, El Rabbit, una pieza de acero inoxidable con la apariencia de un conejo hecho con un globo inflado. Moraleja para cobrar fama y trascender en el arte en estos tiempos, más vale ser un vendedor sagaz y buen mozo que un talento probado.


De Ducham por su parte, diría que la irreverencia puede ser ser un capital muy rentable a largo plazo.
Comparto aquí este video de mi visita al Museo Jumex esperando disfruten un poco de una muestra de cómo lo que suele parecer absurdo y simple, puesto en un lugar bonito y presentado con un gran discurso, puede llegar muy lejos.
DALE CLICK 👇






martes, 9 de julio de 2019

El obscuro origen del Pozole

Por Líbana Nacif Heredia


La comida tradicional mexicana encierra historias sorprendentes. Si seguimos la línea del tiempo de nuestros platillos típicos, encontraremos sus raíces entre ceremonias religiosas, de sanción, excursiones en tierras desconocidas u ofrendas a gobernantes, héroes de guerra o deidades.

Entre las comidas mexicanas más populares principalmente en el sur del país, tenemos el pozole. Si tuviera que definirlo aquí, diría que es un manjar de dioses, hecho con granos de maíz cocido en un caldo que puede ser verde, blanco o rojo, que lleva trozos de carne de cerdo o pollo y se acompaña con cilantro, cebolla, chile verde y chile rojo.

Los antojitos, el mezcal y la música viva son parte del ritual que hoy implica disfrutar este platillo, pero si nos remontamos a sus orígenes prehispánicos, descubriremos que el pozole fue la culminación del sacrificio humano, como una ofrenda a un dios mexica. 

¿Te imaginas comer el muslo de un hombre en trozos cocidos en caldo verde con granos de maíz? 

Diversos estudios atribuyen el origen del pozole a la cultura mexica. En su obra Historia General de las Cosas de la Nueva España, Fray Bernardino de Sahagun, afirma que este pueblo preparaba el pozole con la carne de los prisioneros cautivos sacrificados en rituales dedicados principalmente al Dios Xite Totec, Nuestro Señor el Desollado, una deidad asociada con la guerra y el maíz. 

Para obtener la carne que después sería cortada en trozos para su cocción, el prisionero era amarrado en una gran piedra cilíndrica a donde llegaban los grandes guerreros mexicas armados hasta hasta los dientes para "combatir" contra ellos. Una vez muerto, el esclavo era desollado y desmembrado para cocinarse.

Según se relata en la obra del Fraile llegado a la Nueva España tras la caída de Tenochtitlán, el muslo derecho servido en pozole siempre se ofrendaba al Huey Tlatuani (o gobernante en turno) para expresar agradecimiento, lealtad y respeto, pues esta parte del cuerpo es considerada la de mejor sabor y textura. El otro muslo, los brazos y piernas eran para la familia del guerrero que había capturado al prisionero.  

Te preguntarás ¿Cuándo se sustituyó la carne humana por carde de cerdo en el pozole?

Según el historiador mexicano Enrique Ortíz, tras lograr el control sobre Tenochtitlan Hernán Cortes  ordenó prohibir todos los rituales de los pueblos originarios. Los indígenas que trabajaron para los primeros frailes que llegaron a la Nueva España, expresaron que la carne de cerdo resulta muy parecida a la carne humana en cuanto a textura, sabor y cantidad de grasa, por lo que se sustituyó para la elaboración de este platillo lo que permitió conservarlo hasta nuestros días.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que comas pozole, piensa que estas frente a un platillo que nació para honrar a un dios y se preparó con la carne de un hombre que murió amarrado en una piedra como parte de un ritual mexica.  

Por fortuna hoy podemos disfrutar del pozole con un poco menos de culpa, pues el sacrificio de un animal para el consumo humano tampoco es un acto de civilidad que digamos, pero esa es otra discusión que no abordaremos aquí. 

En la Ciudad de México existe un lugar donde preparan comida guerrerense y fui a descubrir si su pozole - de cerdo, aclaro- es tan delicioso como el que se come en Chilapa, Chilpancingo o Tixtla. En el siguiente video les comparto la historia jocunda de mi visita a El Tecuán de la CDMX.



Dale click:






martes, 14 de mayo de 2019

Miss Guerrero: Crónica de un encuentro con el glow, el glam y las batallas de una reina de belleza




Por Líbana Nacif 


Nuestra cita fue casual, coincidieron las vacaciones de Semana Santa y la Feria de San Marcos, sabía que Jennifer, pasaría estas fechas en el pueblo participando de las fiestas patronales. 

Busqué a Miss Guerrero para que me permitiera grabar todo lo que hacía una reina de belleza en un día de mucha actividad pública. En aquella ocasión se inauguraría la feria regional, quería seguirla a su prueba de vestuario, a su casa, al salón de belleza, husmear en su closet, ya saben, siempre pensando en el glow, la lentejuela, el canutillo, el styling ¡Cosas de chicas pues! esas cosas que hemos visto en tantas fotos y videos de las reinas de belleza.

Cuando salgo de casa en busca de una historia, siempre llevo dentro una sobrecarga de entusiasmo, un poco de miedo y unas cuatro tazas de café; la labor del cronista implica un gran riesgo sin el que esta vocación no sería tan apasionante: La sorpresa de encontrar una historia distinta a la que sales a buscar, algo mas profundo y fascinante. 

Nos vimos en el negocio de tacos de Doña Zoe, su abuela, famosa en el mercado del pueblo por sus taquitos de carnitas estilo Michoacán preparados con tortillas cocidas en comal.  Llegué justo antes de que Jenni probara el primer bocado y mientras sus tacos se enfriaban, le expliqué de nueva cuenta la idea de hacer un video blog para que la gente conociera a Miss Guerrero mas allá de la hermosa chica de las fotos de Instagram que luce peinados espectaculares, maquillaje de ensueño y vestidos de fantasía; ella asintió con la naturalidad que la caracteriza, ni ajena ni emocionada, educada y correcta.

Un grupo de jóvenes maquillistas, productores y fotógrafos de la ciudad de Cuernavaca e Iguala, también le entraban a los tacos luego de un photoshoting que realizaron en lugares turísticos del municipio, junto a ellos nos trasladamos primero a las instalaciones del DIF y después al Hotel San Marcos, donde nuestra reina tendría su prueba de vestuario. 

Mientras el diseñador Margarito Hilario, preparaba las prendas que luciría Miss Guerrero en el fandango y el certamen de belleza que se llevarían a cabo mas tarde, ella impartía una breve clase de pasarela a una de las concursantes  "se trata de aportar lo que una ha aprendido en este tiempo para que sirva a los demás" me explicó mientras se ajustaba los enormes tacones de charol color nude.

Hoy el ambiente de los concursos de belleza ha sido tocado por la critica, señalado de crear estereotipos que afectan la salud mental y física de las mujeres, alegando que la diversidad predominante en la población del mundo hace excluyentes y discriminatorios los cánones de belleza que promueven estos eventos. 

La Organización Miss World, adoptó nuevas reglas con el objetivo de agregar un valor social a la promoción de la belleza femenina en sus concursos y así hacer frente a las críticas y descalificaciones que surgieron  durante la ultima década. Ahora las participantes además de poseer atributos físicos, deberán ser titulares y parte activa de alguna iniciativa que promueva el desarrollo social en su comunidad.

Amor por La Montaña, es el nombre que recibe el proyecto social de Miss Guerrero. El objetivo es la alfabetización de niñas y niños indigenas que viven en la región mas pobre de México y a su vez involucra a las madres y padres de familia en técnicas para desarrollar su comprensión lectora y la realización de talleres de artes y oficios. 

¿Qué sigue para ti después del certamen Miss México? - pregunté poco antes de concluir nuestro encuentro.
"Voy a seguir llevando acabo las labores propias de Miss México, con la posibilidad de implementar mi proyecto en otras partes del país, sin embargo en caso de que el resultado del certamen no me favorezca, buscaré la manera de seguir impulsando mi proyecto social en La Montaña de Guerrero, además, a mi me encantan mis niños, soy Licenciada en Enseñanza del Idioma Inglés y también quiero retomar la docencia".

En el salón de belleza de Lalo Gutiérrez, hablamos un poco de todo, los 15 kilos que ha perdido, su dieta, tips de belleza, diseñadores, maquillistas, fotógrafos con los que ha hecho colaboraciones, todo el glow y todo el glam de una Miss; los amigos que la apoyan, las autoridades que solo la aprovechan para adornar sus eventos y las que solo prometieron y al final no la apoyaron con recursos para su preparación. 

"No todo es fácil, yo disfruto mucho este sueño de ser reina, pero hay muchas cosas que la gente ignora, cosas difíciles con las que hay que batallar".

- ¿Has sufrido de acoso sexual?... 
Pregunté.

Mientras el estilista enrollaba una mecha de cabello en el tubo caliente para lograr una de las últimas ondas del peinado, con su mirada fija al espejo y voz aguda Jennifer respondió:

"... la respuesta es si, yo creo que como reinas estamos expuestas a eso, al acoso sexual, a sufrir de bullyng. Eres una imagen pública, estás en las redes, mucha gente te ve y en ocasiones esas personas que se acercan a ti, muchas veces no saben lo que has vivido" agregó que ante esto es importante tener siempre presente los valores y si alguien se quiere sobrepasar, hay que saber poner un límite.

Pero en la parte escabrosa del trayecto también hay personas buenas - continuó asegurando que Dios sabe y pone en el camino a las personas correctas- reveló que en cierta ocasión durante un evento público, un individuo quiso propasarse con ella pero fue sorprendido a tiempo por otro hombre que lo increpó para ponerle un alto.

Mencionó que las mujeres deben recordar que no están solas y "al igual como tercera persona si hay algo sucediendo, hay que hablar, hay que actuar por los demás, si vemos que esta persona podemos hacer algo por ellos pues adelante". 


Nuestro encuentro concluyó en su casa, tan solo unos minutos antes de que partiera hacia su primer compromiso público, ahí me presumió la corona de Miss Guerrero, un tesoro que guarda con especial cuidado en una cajita ante color negra que se abre con una llave. 

También me contó que como parte de su preparación para la eliminatoria nacional, hace dos horas de ejercicio al día todos los días, toma clases de pasarela, oratoria y canto, esto último debido a que el concurso implica una prueba de talento a la que acudirá interpretando una canción en inglés.

"Mi hermana y yo crecimos con las películas de Disney, mi mamá siempre nos decía que éramos sus princesas así que me sé todas las canciones de las princesas ¿Te canto una?"...

Y de inicio a fin, interpretó a capela frente a la cámara de mi Iphone 7, Part of your World, el sound trank de película La Sirenita.


Dale click a la imagen y disfruta el video completo 👇


martes, 9 de abril de 2019

La radio en vivo desde El Metro de la CDMX





 Por Líbana Nacif Heredia

            La línea 12 encierra fascinantes historias, en distintos puntos de esta ruta de el Metro de la CDMX hay espacios creados para la promoción cultural que los usuarios pueden disfrutar de manera gratuita.

En la estación Parque de los Venados, la Asociación de Radiodifusoras del Valle de México, creó el Museo de la Radio;  desde octubre de 2018 en este lugar se exhibe la historia de este medio de comunicación en México y el mundo por medio de aparatos antiguos, cabinas de sonido e información gráfica. 


Pero lo que más llama la atención de quienes transitan por el lugar, es aquello que sucede al interior de las cuatro paredes montadas en el centro de uno de los pasillos, ahí donde la magia ocurre: la cabina de radio. 

Conocí el lugar el otro día cuando tomé la línea 12 para moverme a Mixcoac, a mi regreso bajé como siempre en la estación Parque de los Venados, con prisa pero con pausa, me detuve frente al Museo de la Radio para hacer historias de Instagram y tomar fotografías, pensé:
-Acapulco debe saber que algo así se puede instalar en las terminales del Acabus.

Don Fidencio, me sorprendió desde el área de controles técnicos, se levantó de su asiento y me llamó a la cabina “¿Quién eres?, ¿De donde vienes?”, pronto hicimos click y tras una breve charla sobre la radio, la ciudad y el periodismo, me invitó a regresar otro día y apreciar una transmisión en vivo.

Volví a la estación Parque de los Venados un lunes al medio día, encontré al rededor de una veintena de personas frente a una pared de cristal, del otro lado en una mesa circular con micrófonos y audífonos adaptados, el pastor Paúl Guillén y un grupo de jóvenes transmitían en vivo el programa Escrito está, dedicado a la promoción de la palabra de Cristo.

Ese día la programación de la estación Quiéreme del 830 y 1440 de AM, realizó sus transmisiones vespertinas en vivo desde el lugar. Durante aquellas cuatro horas, personas de todas las edades se acercaban para curiosear, tomar fotografías, obtener algún disco de regalo o bailar con la música de los grupos invitados.

Charlé con el locutor José Luís Arévalo, un periodista destacado por su labor informativa también en televisión, resaltó que su trabajo "esta dedicado a la gente y cuando estás en una cabina de radio en la estación, no tienes este contacto con la gente y venir a transmitir desde aquí es muy bonito porque la gente (sic) tiene la oportunidad de ver cómo es el estrés y la adrenalina de transmitir al mismo tiempo al aire”.

Y es que para las voces de la radio, el contacto directo con las personas que es posible desde este lugar, es una experiencia que aporta mayor satisfacción a su trabajo.

“Es súper bonito estar hablando en el micrófono de la palabra de Dios y mirar las reacciones de las personas en sus rostros” coincidió Paul Guillén, quien conduce un programa cristiano de corte juvenil.

Durante la jornada de transmisiones una agrupación de músicos hizo retumbar las paredes, el quinteto llamado Cockteil de Nervios, amenizó la tarde al ritmo de swing durante el programa conducido por Alejandra Villalobos. Para los músicos esta experiencia también fue digna de recordar, pues llegar a la radio al tiempo que tocar en el Metro es una oportunidad que solo se vive en la Ciudad de México.

De acuerdo con el señor Fidencio Alberto, encargado del lugar, la finalidad es que las 14 estaciones que conforman la Asociación de Radiodifusoras del Valle de México se turnen para transmitir algunos de sus programas en vivo desde el lugar a fin de que todos los días a cada hora, las personas que usan El Metro puedan apreciar y conocer un poco la experiencia de la radio al aire.


DALE CLICK Y SUSCRIBETE A MI CANAL




lunes, 7 de enero de 2019

Yalitza Aparicio, la nueva Cenicienta


Por Líbana Nacif Heredia




            No fue el gliter, ni la lentejuela, ni el extraño escote en el pecho lo que incomodó a usuarios de redes sociales y críticos  de moda, en el fondo el “desafortunado” vestido de Yalitza Aparicio debe su falta de fortuna a que la imagen y origen étnico de la improvisada actriz oaxaqueña ha puesto en jaque a una industria basada en estereotipos en los que parece no haber lugar para la protagonista de ROMA.

La industria del espectáculo tiene demasiadas aristas y en el ámbito de la publicidad, las estrategias son de lo más variadas. “Que hablen, aunque hablen mal” suele ser una apuesta concurrida por muchas personalidades del medio del espectáculo con el fin de atraer reflectores.

El caso mas emblemático para el público mexicano es quizá el de la actriz Eiza Gonzáles durante su participación en la entrega de los premios Oscar 2018. Aquel entallado vestido amarillo huevo de Rhalp Lauren, cuya simpleza fue la apuesta para generar una oleada de críticas que posicionaron durante varios días la presencia de la joven actriz emanada de las filas de Televisa en la meca del cine mundial. 

Fue la propia Eiza quien así lo dejó ver durante una entrevista para HOLA TV tras aquella entrega de premios, con base a esto cabe pensar que el desafortunado estilismo de Yalitza Aparicio deviene de una conversación premeditada por el equipo de trabajo de Alfonso Cuarón basada en alentar este debate racial y clasista generado a partir de la irrupción de la Oaxaqueña en las revistas de moda mas prestigiosas del país.

Esta hipótesis cobra aún mas relevancia si se le observa en otras alfombras rojas con ropa de importantes diseñadores cuya elección fue menos desatinda ante los ojos de la critica aunque tampoco se salvó de comentarios negativos.


Ahora bien, si se piensa en ¿Qué podía perder la protagonista de ROMA al usar este atuendo? Diría que absolutamente nada. La historia de su origen humilde es por todos conocida, además no representa a marca de moda alguna, ni tiene una trayectoria que defender  en el mundo del espectáculo ni mucho menos en el ambiente fashionista.

Sin embargo vale la pena agregar aquí la hipótesis que propone Sophie López quien parece ser su stylist y quien en una publicación en su Instagram se refiere a la actriz como “Cinderella” en alusión al vestido de plata y fantasía creado por una hada madrina para que la reprimida joven princesa, condenada a los quehaceres domésticos en casa de su madrastra, pudiera ir al baile y deslumbrar a todos en el castillo, incluido el príncipe que cambió su vida.


Cierto o no, la realidad es que este banal debate propio de la industria del entretenimiento seguirá haciendo de las suyas ante la irrupción de fenómenos como este que para muchos, ha sido incrustado para la provocación de las audiencias, pero también en palabras del propio Alfonso Cuarón, para demostrar que la diversidad es tan amplia y cada vez mas fuerte, que está logrando conquistar nuevos espacios.




jueves, 8 de noviembre de 2018

La cocina tradicional guerrerense, la identidad de su gente


Por Líbana Nacif 



Para conocer el carácter y la personalidad de los guerrerenses, basta voltear la mirada hacia su cocina tradicional.

En los platillos típicos de cada pueblo, podemos encontrar una gama de colores, olores, texturas y sabores que nos ofrecen un escaparate a las regiones de nuestro estado.

Durante dos días, el Segundo Encuentro de Cocineras Tradicionales, ofreció un viaje gastronómico a las entrañas de las siete regiones de la mano de hombres y mujeres expertos en el arte de la cocina quienes viajaron desde sus lugares de origen para presumir lo mejor de los sabores de su tierra.

Para viajar a la Costa Chica negra, por ejemplo, las cocineras de Cuajinicuilapa ofrecieron atractivos guisados cuyos protagonistas fueron especies extraídas de sus lagunas.

Así probamos los exóticos tamales rellenos de tichindas, que son una especie de mejillones que abundan en las lagunas de la región; con las tichindas las cocineras de la región afromexicana también preparan ceviche, caldo rojo y mole.

Durante el recorrido por el tianguis gastronómico de las siete regiones, las cocineras calentanas jugaron un papel protagónico.

Ataviadas con su vestimenta tradicional, aunado a su carácter alegre y altivo así como el exquisito olor que se desprendía de su cocina atrajeron a decenas de personas para disfrutar de sus antojitos con sabores de influencia michoacana y europea.

Toqueres, uchepos, frijoles puercos, chile con queso, requesón guisado, pozole rojo, fueron algunos de los platillos de mayor demanda en el rinconcito calentano. 

Unos guaches altos, blancos y ojos claros vestidos con camisa a cuadros y sombrero calentano me invitaron a probar sus famosos uchepos, tamales de elote tierno bañados con una exquisita crema agria y queso rallado. Mientras observaba su preparación mi boca se hacía agua, cuando di la primer mordida, entendí por qué los calentanos son tan altivos, tienen demasiado que presumir, su comida aunque preparada de manera rústica expresa un sabor muy refinado.

Pero una de las comidas de mayor demanda, dada su reciente popularidad en el puerto de Acapulco, la encontramos en el rinconcito de la Costa Grande. El popular bolillo con relleno de cuche, Tradicional de Técpan de Galeana fue el platillo que abrió el tianguis gastronómico.

Para adornar la belleza de la fiesta gastronómica, el Jardín Sur del Centro Internacional Acapulco también abrió sus puertas para las artesanías y bebidas tradicionales.

Mezcales de exóticos sabores y novedosos vinos que se producen en la zona Centro estuvieron ahí ya sea para abrir el paladar o servir como digestivos luego de disfrutar del recorrido por las siete regiones del estado a través de sus comidas.